¿Qué debemos hacer para fortalecer lo que Dios nos ha dado, como la bendición de tener una relación íntima con Él? Aquí hay 7 ejercicios básicos para lograrlo.

“Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes. Hagan todo con amor.” – 1 Corintios 16: 13 – 14NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando…

… en lo fuertes que podemos ser ante las situaciones difíciles que se nos presentan. ¿Existe alguna manera de medir la fuerza emocional y espiritual así como lo hacen con la fuerza física?

1. Si nos ejercitamos, alimentamos y preparamos espiritualmente, cuando debamos enfrentar diversas circunstancias nos daremos cuenta de lo fuerte que somos. 

2. Quizás no te has dado cuenta de la fuerza que tienes porque aún no has tenido que enfrentar situaciones que te exigen; o simplemente te ha dado miedo hacerlo porque piensas que no estás listo.

3. Mantenernos firmes en la fe significa no retroceder, no estar dispuestos a perder lo que hemos adquirido. Si miramos hacia atrás nos daremos cuenta de que ha valido la pena creer en Dios y crecer espiritualmente.

4. Debemos mantenernos firmes, inconmovibles y, ahora, fuertes, atentos y valientes en nuestra relación con Dios. No permitas que nada ni nadie te separe de Él.

5. Hagamos una declaración de fe esta semana: “no voy a perder nada”. Nada ni nadie puede separarnos del amor de Dios.